¿Qué sucede si se moja el Pladur? A continuación, profundizaremos en este tema y entenderemos las implicaciones y soluciones a este problema.

1. Absorción de humedad

Las placas de Pladur están hechas de un núcleo de yeso encapsulado entre dos capas de cartón. Si bien el yeso en sí puede resistir la humedad en cierta medida, el cartón es propenso a absorber agua. Al entrar en contacto con el agua, el Pladur puede hincharse y debilitarse, comprometiendo su integridad estructural.

2. Aparición de manchas

Cuando el Pladur se expone a la humedad, es común que aparezcan manchas de color marrón o amarillento en la superficie. Estas manchas son indicativos de que el agua ha penetrado el material y puede ser una señal de alerta sobre problemas más graves en su estructura.

3. Desarrollo de moho

Uno de los principales problemas derivados de la humedad en el Pladur es la aparición de moho. El ambiente húmedo es propicio para que estas esporas crezcan, lo que puede representar un riesgo para la salud y deteriorar aún más la placa de Pladur.

4. Deformaciones y deterioro

Si el Pladur permanece húmedo durante un tiempo prolongado, puede comenzar a deformarse. Esto se debe a que el agua compromete la capacidad del cartón para mantener su forma, haciendo que el Pladur se curve, se hunda o incluso se desmorone.

¿Cómo actuar ante el Pladur mojado?

  1. Identificar y solucionar la causa: Es fundamental determinar la fuente de la humedad y solucionarla para evitar que el problema se repita. Puede tratarse de una filtración, un tubo roto o condensación.
  2. Secado: Si el Pladur se ha mojado recientemente, es esencial actuar rápido y secarlo lo antes posible. Utiliza ventiladores, deshumidificadores o calentadores para acelerar el proceso de secado.
  3. Inspección: Una vez seco, inspecciona el Pladur en busca de signos de deterioro, deformaciones o aparición de moho. Si encuentras moho, deberás limpiarlo adecuadamente o, en casos graves, reemplazar la placa afectada.
  4. Reparación o reemplazo: Si el daño es superficial, como una mancha, quizás puedas pintar o reparar esa área específica. Sin embargo, si el daño ha comprometido la integridad del Pladur, será necesario reemplazar la placa afectada.

Prevención

Para evitar problemas relacionados con la humedad en el Pladur:

  1. Asegúrate de instalarlo correctamente y utilizar barreras de vapor si estás en una zona propensa a la humedad.
  2. En zonas como baños o cocinas, considera usar placas específicas de Pladur diseñadas para resistir mejor la humedad.
  3. Realiza inspecciones periódicas en busca de filtraciones o condensaciones que puedan afectar al Pladur.

Conclusión

Aunque el Pladur ofrece muchas ventajas en cuanto a instalación y estética, es susceptible al agua y la humedad. Es esencial actuar rápidamente si se moja y tomar medidas preventivas para asegurar su durabilidad y mantener un ambiente saludable en el hogar o espacio de trabajo.