Una de las preguntas más frecuentes respecto a este material es sobre su capacidad para aislar una vivienda. Entonces, ¿es el Pladur una buena opción para aislar una vivienda? En este post, abordaremos esta pregunta y evaluaremos las ventajas y desventajas del Pladur en términos de aislamiento.

¿Qué es el Pladur?

El Pladur está compuesto por placas de yeso laminado, protegidas entre dos capas de cartón. Estas placas son livianas, fáciles de manipular y de instalar, convirtiéndolas en una excelente opción para divisiones y revestimientos interiores.

Propiedades aislantes del Pladur

Aunque el Pladur por sí solo posee algunas propiedades aislantes, principalmente a nivel acústico, su capacidad de aislamiento térmico no es especialmente destacada. Sin embargo, su verdadero potencial en aislamiento radica en su capacidad para integrarse con otros materiales aislantes.

  1. Aislamiento acústico: Las placas de Pladur pueden reducir la transmisión del sonido entre habitaciones. A menudo, para potenciar esta propiedad, se instalan dobles placas con una cámara de aire entre ellas.
  2. Aislamiento térmico: Aunque el Pladur no es un aislante térmico por excelencia, es posible mejorar su capacidad en este aspecto al combinarlo con otros materiales, como lana de roca o poliestireno expandido, situados entre el Pladur y la pared original.

Ventajas del Pladur como aislante

  1. Flexibilidad: El Pladur permite la incorporación de otros materiales aislantes, adaptándose a las necesidades específicas de cada vivienda.
  2. Instalación rápida y limpia: A diferencia de otros sistemas de aislamiento, instalar Pladur es un proceso limpio y relativamente rápido, lo que reduce las molestias en el hogar.
  3. Estética: Una vez instalado y pintado, el Pladur ofrece un acabado liso y uniforme, ideal para cualquier diseño interior.
  4. Aislamiento acústico: Aunque requiere una instalación específica para maximizar este beneficio, el Pladur puede ayudar a reducir significativamente el ruido entre habitaciones.

Desventajas del Pladur como aislante

  1. Aislamiento térmico limitado: Como se mencionó anteriormente, el Pladur por sí solo no ofrece un aislamiento térmico muy alto. Requiere la combinación con otros materiales para ser eficaz en este aspecto.
  2. Durabilidad: Aunque el Pladur es resistente, puede ser susceptible a golpes o daños físicos. Además, el contacto con agua o humedad puede comprometer su integridad.
  3. Costo: Aunque la instalación del Pladur es menos invasiva y más rápida, puede resultar más costosa que otros métodos tradicionales de aislamiento, especialmente si se integran materiales adicionales.

Conclusión

El Pladur es una opción válida para aislar una vivienda, especialmente desde el punto de vista acústico. Sin embargo, si el objetivo principal es el aislamiento térmico, el Pladur deberá combinarse con otros materiales aislantes para obtener resultados óptimos. Es esencial evaluar las necesidades específicas de cada vivienda y, en caso de duda, consultar a un profesional para garantizar la mejor solución en términos de aislamiento y eficiencia energética.