Cuando decidimos instalar una estantería de Pladur en casa o en el trabajo, una de las primeras preocupaciones es si la estructura será lo suficientemente fuerte para soportar el peso de los objetos que deseamos colocar en ella. Si hablamos de estanterías de Pladur, esta inquietud se intensifica. Pladur, también conocido como cartón-yeso o drywall, es un material de construcción popular debido a su versatilidad y facilidad de instalación. Sin embargo, su capacidad de carga es una cuestión que merece una comprensión detallada.

¿Qué es el Pladur?

Para comenzar, es esencial entender qué es el Pladur. Se trata de placas de yeso laminado entre dos capas de cartón. Estas placas son ligeras y fáciles de manipular, lo que las convierte en una opción excelente para divisiones interiores, techos y, por supuesto, estanterías.

Capacidad de carga del Pladur

La capacidad de carga del Pladur depende de varios factores:

  1. Espesor de la placa: Las placas de Pladur vienen en diferentes espesores. Una placa estándar de 13mm puede soportar menos peso que una de 15mm o 18mm.
  2. Tipo de fijación: Las fijaciones utilizadas son cruciales. Los tacos de metal, por ejemplo, suelen ofrecer mayor resistencia que los de plástico. Además, hay tacos específicos diseñados para Pladur que distribuyen el peso de manera más eficiente.
  3. Distancia entre fijaciones: Cuanto menor sea la distancia entre los soportes o fijaciones, mayor será la distribución del peso y, por lo tanto, la capacidad de carga de la estantería.
  4. Uso de refuerzos: Si se integran perfiles metálicos o listones de madera en la estructura, la estantería de Pladur podrá soportar más peso.

Como regla general, una estantería de Pladur correctamente instalada, usando tacos adecuados y con un espesor estándar de 13mm, puede soportar entre 20 y 30 kg por metro cuadrado. Sin embargo, este número puede variar según los factores mencionados anteriormente.

Consejos para maximizar la capacidad de carga

  1. Planificación: Antes de instalar una estantería de Pladur, es fundamental planificar. Decide qué objetos pondrás en ella y su peso aproximado. Esto te ayudará a elegir el espesor adecuado y los refuerzos necesarios.
  2. Instalación profesional: Si bien el Pladur es fácil de trabajar, para garantizar la máxima capacidad de carga, es recomendable contar con un profesional o seguir al pie de la letra las instrucciones de instalación.
  3. Distribución del peso: Es aconsejable distribuir el peso equitativamente en la estantería. Evita colocar objetos muy pesados en un solo punto o en el extremo de la repisa.
  4. Inspección regular: Con el tiempo, el Pladur puede ceder o desgastarse, especialmente si se expone a humedad. Por lo tanto, es vital revisar la estantería regularmente y asegurarse de que esté en buen estado.

Conclusión

Las estanterías de Pladur son una solución práctica y estéticamente agradable para almacenar objetos. Si se instalan correctamente y se siguen las recomendaciones, pueden soportar un peso considerable. Sin embargo, siempre es esencial ser precavido y no sobrecargarlas, garantizando así su durabilidad y seguridad en el hogar o el lugar de trabajo.